[Reseña] El libro de la generosidad – Mónica López Hernando

Este libro llegó hasta a mi por casualidad y me alegro de que así haya sido. Es un poco distinto a lo que suelo leer, pero como dentro de mis propósitos para este está el explorar distintos géneros y temáticas, no dudé en leerlo y luego decidí hacer compartir mis opiniones sobre él.

11b921ef080f7736089c757404650e40.pngFecha de publicación: 2017

La autora Mónica López es Directora del Instituto  del Bienestar. Fundado en el 2011 por un grupo de expertos en el área de la salud mental con la intención aportar a alcanzar lo postulado por la Organización de Naciones Unidas, a través de su resolución 65/309 titulada “La felicidad: hacia un enfoque holístico del desarrollo”. En esta se considera que “la búsqueda de la felicidad es un objetivo humano fundamental”.

El libro pretender entregar una visión alternativa al predominante pesimismo actual con respecto a la sociedad en la que vivimos. Uno de sus principales argumentos es que como individuos podemos generar una cadena de cooperación basada en la gratitud para incrementar la felicidad de quienes nos rodean y que esto repercutirá positivamente en nuestras vidas.

¿Cómo aborda esto? Su aporte principal radica en que es un libro “práctico” con ejercicios para practicar la generosidad a través de los que entrega herramientas para empezar este camino o profundizar aquellos aspectos en los que ya hayas trabajado. Además proporciona una lista extensa de organizaciones e iniciativas en las cuáles se está trabajando en este sentido, las cuáles abarcan distintas temáticas y áreas.

Cuando estaba leyendo este libro y anotando ideas, algo me pasó. Me acerqué a alguien a quien consideré siempre en mis pensamientos pero de quién no había tenido noticias, le hablé y en vez de tener una respuesta positiva, encontré rechazo e indiferencia. No esperaba eso y me sentí muy triste, pero no me arrepentí de lo que hice.

Hace unos años decidí que aunque tuviese miedo no iba a dejar que eso me detuviese porque en pocas palabras ser valiente es justamente eso, hacer las cosas a pesar de estar asustada. Pero ¿Por qué digo esto? Porque quiero decir que poner tu corazón en las cosas que haces, significa que te pones a ti en una situación de vulnerabilidad y hoy en día quizás eso no es bien visto ¿Pero por qué debería ser así? Es cierto que no puedes controlar la reacción de los demás y te enfrentas al rechazo, pero también lo que es que estás entregando al mundo lo mejor de ti o al menos que lo intentas y que hay muchas personas también intentándolo.  Para mí hacer las cosas con el corazón es la única manera de hacerlas y todo empieza a partir de una simple decisión, darse.

Anuncios

[Reseña] Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo – Benjamín Alire Sáenz

El libro de Benjamín Alire Sáenz ha ganado múltiples premios incluyendo el Premio Lambda para niños y jóvenes LGBT y el Premio Stonewall  para literatura infantil y juvenil, entre otros. Este fue el último libro que leí el 2017 y no podría haber terminado el año de mejor manera.

9786070726767.jpg

Año de Publicación : 2012

La historia no comienza relatando un acontecimiento específico y las consecuencias del mismo como en otras narraciones, no hay un momento clave que desencadene el hilo narrativo, este libro responde más bien a un proceso guiado por los personajes. Lo que el autor hace es introducirnos en una historia donde los protagonistas son dos adolescentes con visiones particulares sobre el mundo, así,  nos hace parte de sus intentos por obtener respuestas a los misterios que este presenta.

Aristóteles y Dante,  se conocen casi por casualidad  y  a pesar de que las personalidades de ambos son muy distintas, logran entablar una relación de sincera amistad. El libro es narrado desde la perspectiva de Aristóteles (Ari) que es un chico más bien tímido, reservado y atormentado.  Dante en cambio, es más expresivo, sentimental y tiene una manera bien particular de ver el mundo, como nos deja ver Ari.

A medida que avanza la narración vamos descubriendo las razones por las que Ari tiene una visión “oscura” del mundo, las están relacionadas con la ausencia de su hermano y lo que este vacío significa para él. Estos aspectos parecen exacerbarse además al conocer a la familia de Dante, quien con su padre mantiene una relación cercana, muy distinto a lo que sucede entre Ari y su propio padre.

Pero es importante mencionar que aunque en el caso de Ari la comunicación con su padre no es la óptima, esto no se debe en ningún caso a falta de amor o preocupación por su hijo. Los chicos comienzan a madurar  y sus familias los acompañan en el proceso,  a pesar de los errores que podían cometer como familia, querían estar ahí para sus hijos. Me pareció refrescante leer algo así, personas reconociendo sus faltas y tratando de actuar bien, a pesar de las dificultades.

Los dos comienzan a vivir nuevas experiencias y a entender el mundo desde distintas perspectivas. Por algunos acontecimientos dramáticos, las cosas se vuelven más complicadas para ambos pero especialmente para Ari que debe enfrentarse a sus propias tormentas personales.  Pero incluso en  los momentos tensos, siento que el autor entrega esperanza, todo saldrá bien al final o nada será tan malo, quizás por eso el optimismo de Dante.

El libro es una belleza, creo que entrega una perspectiva llena de esperanza y me puedo imaginar cómo puede ayudar a niños y adolescentes que pasen por lo mismo. Lo recomiendo muchísimo.

Terminé de leer llorando y feliz.

[Reseña] The Long Way to a Small, Angry Planet- Becky Chambers

Este es el primer libro de la saga Wayfarers, el segundo se titula ” A Closed and Common Orbit ” fue publicado en 2016 y el último : “Record of a Spaceborn Few”  sería publicado en julio de 2018.

1430789787569474338.jpg

Año de publicación: 2014

Este es el primer libro de Becky Chambers, su publicación no fue un proceso sencillo según la misma autora cuenta. Fue posible gracias a una campaña en Kickstarter,  una plataforma que permite a creativos buscar financiamiento para poder realizar sus proyectos. Chambers señala al final del libro que  inició la campaña haciendo un acuerdo consigo misma, así, si no era exitosa lo tomaría como una señal para dedicarse a otra cosa.  Por supuesto, este no fue el resultado y  finalmente,  el libro pudo ser publicado.

Las dificultades por las que tuvo que pasar la historia antes de poder volverse masiva, son interesantes ya que demuestran como el interés que generó la historia fue el que la llevó a salir a adelante y lograr ser publicada en 2015 por Hodder & Stoughton, que es la edición que yo leí. Con esta hermosa portada  <3.

Es un libro relativamente largo, tiene poco más de  400 páginas, pero no se siente así  ya que la historia es entretenida y te mantiene atrapada. La historia se mueve alrededor de los personajes, son ellos quienes definen el curso de la misma y no es el contexto el que se encuentra en primer plano. Digo, no completamente. Esto porque uno sigue a la tripulación de la nave Wayfarer, de ahí el nombre de la saga, la que está compuesta por distintas especies. Aquí no es preciso hacer una separación entre humanos y alienígenas porque hablamos de una realidad distinta, en la que conviven de manera pacífica ( y a veces no tanto), las distintas especies del universo.

La tripulación tiene como misión abrir túneles para crear conexiones entre distintas partes del espacio, con el objetivo de acrecentar las comunicaciones y el transporte. Lo que se presenta como una labor muy común, quizás por lo mismo en la historia parece pasar a segundo plano. La autora se dedica mayormente a caracterizar a los personajes mostrarnos sus vidas y relaciones personales. Y creo que aquí radica la fortaleza de su escritura porque las interacciones entre ellos hacen que uno se interese en conocer sus intenciones y anhelos. Muchas veces al desarrollar las personalidades de algunos de los personajes lo que la autora termina haciendo es reflexionar sobre la naturaleza humana, la manera en que establecemos nuestras relaciones y como nuestros afectos se articulan.

Me gustaron mucho los personajes. Hay una relación en particular que atrajo mi atención porque los límites de lo tradicional se ven cuestionados, lo que evidentemente es muy propio del género de la ciencia ficción, y me gustaría ver que en el próximo libro se profundice en esta.

Otra de las cosas que me gustaron también es que la autora utilizara términos propios, lo que para mí ayuda a crear el mundo y en cierto grado a generar complicidad,  como un chiste interno entre el libro y el lector.

Lo recomendaría a alguien que quiera leer este género pero que no busca sociedades distópicas. Esto es ciencia ficción con una perspectiva optimista y que deja con una sensación agradable.

Al finalizar el libro y considerando sus propias dudas al iniciar el proyecto, la autora dedica un espacio para animar a los lectores a iniciar sus proyectos, en sus propias palabras

Ve a hacer lo tuyo, incluso si no tienes idea de cómo empezar, incluso si no tienes idea de dónde te llevará. Mi apuesta es que será un lugar bastante bueno. Eso es cierto incluso si esto en particular no funciona. Por lo menos, te enseñará algo que te ayudará a hacer lo siguiente, y lo que sigue después, y así sucesivamente, hasta que estés parado sobre una gigantesca pila de cosas que el mundo  nunca antes había visto, algunas se rompieron y fracaron, otras son oro puro, todas completamente tuyos “

[Reseña] Recuerdos de un callejón sin salida – Banana Yoshimoto

Pasó más de un año y nunca escribí. Como sea, volví y voy a tratar de ser mas ordenada. Pienso hacer reseñas sobre algunos de los libros que leí el año pasado pero primero, quiero hacer una sobre el que acabo de leer: Recuerdos de un callejón sin salida de Banana Yoshimoto. Banana es el seudónimo que eligió Mahoko Yoshimoto.

43dced0833b9df78285b5294fe0d8236

Año de publicación: 2003

Este libro contiene cinco narraciones cortas  sobre personajes que “tras vivir momentos dolorosos, se preguntan sobre el sentido de la vida, y sobre la posibilidad de ser felices” como se lee en su descripción. Los relatos son: “La casa de los fantasmas”,”¡Mamáaa!”, “La luz que hay dentro de las personas”, “La felicidad de Tomo-chan” y “Recuerdos  de un callejón sin salida”.

Todos estos se desarrollan a través de una pluma sencilla, pero que me parece muy sincera, les creí a cada uno de los personajes sus dudas. Me sentí en medio de su incertidumbre, entendí sus conflictos e incluso, siento que las experiencias desconocidas se hicieron un poco más cercanas. Creo que eso es lo que se logra al escribir de manera simple, apelar a los sentimientos, a las sensaciones y conectar con la empatía de los lectores. La autora logra esto sin esfuerzo, o al menos parece ser un proceso natural.

Uno de los aspectos que me parece central dentro del libro es el rol que ejerce la comida en las narraciones, Banana relaciona el sentimiento y el alimento. Los personajes evocan en distintas preparaciones emociones y otorgan a esto gran importancia. Como cuando Tomo-chan  recuerda haber pensado “como si no le importara la comida”. Frecuentemente se mencionan distintas preparaciones de comida japonesa, y la mención a estas parece aludir más a los sentimientos que provocan, que al mero acto de alimentarse.

Las historias para la autora son tristes, y por esto pide disculpas. Es cierto que la melancolía es un eje central pero es más que eso. Lo expuesto como se advierte en un principio corresponde a momentos específicos de la vida de estos personajes y por esto lo entiendo como parte de un ciclo que busca superar la incertidumbre. Se muestran de los episodios más profundos y desgarradores de sus vidas, los que se vuelven determinantes,  marcan un antes y un después, a partir desde donde la situación puede mejorar. Detrás de aquella tristeza hay para mí un apego absoluto a la esperanza.

 

[Series] Mr. Robot & Outcast

En el último tiempo he estado viendo dos series, ambas me han parecido muy buenas por lo que quiero compartirlas aquí. No quiero arruinar las tramas para quien se interesa en verlas  por lo que no profundizaré mucho, porque siento que es mucho más fácil  contar demasiado cuando se trata de escribir sobre series.

La primera es Mr. Robot

mrrobot_s2_keyart_press1.jpg

Su estreno fue el 2015 y ya lleva dos temporadas. El protagonista Elliot Alderson, interpretado por Rami Malek, es un programador que trabaja como ingeniero en ciber seguridad en Allsafe Cibersecurity, una empresa que se dedica a proteger a grandes conglomerados de ataques cibernéticos. Pero Elliot es también un hacker con un trastorno psicológico que le impide relacionarse de manera normal con su entorno. Es por esto que a momentos es incapaz de distinguir que es falso y que es real, y viendo la serie a momentos para mí resulta igual.

Además, me parece muy interesante cómo se juega con la noción del “control” de dos maneras distintas. En primer lugar, ya que se aborda la temática de la ciber seguridad y los hackers, involucra también política y juegos de poder e influencia.  Se muestra como la sociedad ha ido perdiendo el control de su intimidad, básicamente aquello que creemos como parte de nuestra vida privada está siendo observado por quienes detentan el poder. Porque sí, no puede haber legitimidad en algo así.

En segundo lugar, y como puede resultar evidente se ve cómo el protagonista trata de mantener el control, llegando a ser capaz de transformar la realidad. La interpretación de Malek me parece buenísima, yo creo que es perfecto para el papel.

Otro elemento que quiero destacar es la introducción de cada capítulo. El título de la serie es presentado siempre de manera distinta, es un extra que me gusta harto.

No es una serie “liviana” exige cierto grado de compromiso, pero es por ese mismo enredo que se produce a ratos que me  ha tenido bien atrapada.

La segunda serie que quiero mencionar es Outcast

outcast-sdcc22.jpg

Fue estrenada este año por lo que va en su primera temporada. Cuando vi las promociones de esta serie, pense uuuh la tengo que ver! Y sí, porque si Robert Kirkman había trabajado en otra serie, era casi un deber para mí. Luego de haber visto The Walking Dead, y haber sufrido y disfrutado esa serie, no podía hacer menos.

Outcast es protagonizada por Kyle Barnes, interpretado por el actor Patrick Fugit, un joven que ha vivido durante toda su vida rodeado de fenómenos paranormales, específicamente posesiones demoníacas. Parece que todo aquel que es parte de la vida de Barnes, podría sufrir una posesión.

En la serie, se va explicando de a poco lo que ha sido para el protagonista un misterio por muchos años. Debo reconocer que a momentos se me ha hecho un poco lenta, porque quiero entender qué papel juegan algunos personajes, y porque, también debo reconocer me dan ganas  de decirle a Kyle que se avispe a ratos, pero de que me gusta, me gusta.

Quiero decir también que es un poco explícita y quizás no apropiada para todo espectador. Sangre, eso.

Hay algunas similitudes entre los dos protagonistas, tanto Kyle como Elliot, -aunque por razones distintas-  son personajes atormentados, por su pasado y por su presente. Aunque uno es claramente más complejo que el otro, ambos tratan de descifrar qué pasa en un entorno confuso y cambiante.

Ambas buenas series.

[Reseña] Los años de peregrinación del chico sin color- Haruki Murakami

Hola!

Para no dedicar mucho tiempo a la incomodidad del primer encuentro, quiero decir que dedicaré este espacio a hacer reseñas de libros,  -y tal vez series- que son de mis cosas favoritas de la vida. Y que si usted  está aquí  buscando leer mis opiniones,  o llegó por azar del destino me siento muy honrada, por su curiosidad, por su interés.
A modo de aviso quiero también decir, que este espacio y todo su contenido corresponden, evidentemente, a mis apreciaciones personales sobre lo que leo y veo por lo que puede estar completamente en desacuerdo conmigo y está todo bien. No pasa nada.
El primer libro del que quiero hablar es: Los años de peregrinación del chico sin color de Haruki Murakami.
9788483837733.jpg
Año de publicación : 2013
Este fue el primer libro que leí del autor, hace rato que veía sus portadas en fotos por internet, y en librerías. Como que en un momento todos estaban leyendo a Murakami entonces me empezó a generar curiosidad y lo leí.Y no pude parar hasta terminarlo.
A mi me atrapan los personajes, en especial cuando son descritos de forma tal que creo conocerlos, porque alguna vez me sentí en sus propios zapatos. Murakami traza una historia desde el mundo interior de un personaje que está lejos de ser el protagonista atractivo que genera interés y atrapa por su encanto natural, es más bien lo que podría parecer un tipo aburrido. Para mí fue la gracia de la apatía, del chico sin color  Tsukuru Tazaki lo que me atrapó. Un arquitecto, ya en sus treinta y tantos, que vivía la vida medio adormecido, atrapado en la rutina, sin muchas ideas sobre el mañana,  por estar demasiado obsesionado con el pasado, específicamente con un episodio de su adolescencia que lo afectó profundamente.“No exagero si te digo que estuve al borde de la muerte. Caminé hasta el filo, eché un vistazo al abismo y no conseguí apartar los ojos. Pero al final me las apañé para dar media vuelta y regresar al mundo. La verdad, no me habría extrañado que hubiera muerto en esa época” ( Tsukuru)Cada vez más, vamos haciéndonos parte de su sentir, su dolor. Pero este dolor es muy racional, surge desde la falta de una explicación, y toda la historia se articula en torno a esto. El muchacho adolescente vivió sus días más felices junto a un grupo de amigos, en quienes encontró un espacio, donde, finalmente, se sentía conectado a otros. Sin embargo, un día y sin explicación alguna es rechazado por todos ellos.
Sin oportunidad de entender qué es lo que había sucedido, se vio en la obligación de seguir con la vida, pero mantuvo siempre esta inquietud.  Después de muchos años e impulsado por otro personaje,  el protagonista decide buscar respuestas. Así, la vuelta al pasado, como sello de Murakami, articula la historia.
La narración deja el espacio necesario para interpretar muchísimas cosas, lo que he aprendido a apreciar con el tiempo. Es como una cortina que el viento desliza y tú ahí, sin poder moverte con ganas de ver todo el paisaje, recibiendo sólo fragmentos. Yo diría que es un suspenso calmado, si puedo transmitir esa sensación de alguna forma.
El libro me llevó también a querer respuestas,  me hizo parte de la búsqueda, pero sintiendo cierto grado de temor, porque la incertidumbre si bien era una espina, lo que podría encontrar tal vez lo llevase nuevamente a ese lugar cerca del abismo. Y claro, ya temía por Tsukuru y por mí.